Thursday, April 30, 2009

Sala de espera

Antesala crónica
de las malas nuevas:
revistas mutiladas,
calas nunca sedientas,
y el Dalí de los relojes
en una pared cualquiera.

Tuesday, April 28, 2009

El Requerimiento

De parte del rey, Don Fernando, y de su hija, Doña Juana, reina de Castilla y León, domadores de pueblos bárbaros, nosotros sus siervos, os notificamos y os hacemos saber, como mejor podemos,

Que Dios nuestro Señor, uno y eterno, creó el cielo y la tierra, y un hombre y una mujer, de quien nos y vosotros y todos los hombres del mundo fueron y son descendientes y procreados, y todos los que después de nosotros vinieran. Mas por la muchedumbre de la generación que de estos ha salido desde [hace] cinco mil y hasta más años que el mundo fue creado, fue necesario que los unos hombres fuesen por una parte y otros por otra, y se dividiesen por muchos Reinos y provincias, que en una sola no se podían sostener y conservar.

De todas estas gentes Dios nuestro Señor dio cargo a uno, que fue llamado San Pedro, para que de todos los hombres del mundo fuese señor y superior a quien todos obedeciesen, y fue cabeza de todo el linaje humano, dondequiera que los hombres viniesen en cualquier ley, secta o creencia; y dióle todo el mundo por su Reino y jurisdicción, y como quiera que él mandó poner su silla en Roma, como en lugar más aparejado para regir el mundo, y juzgar y gobernar a todas las gentes, cristianos, moros, judíos, gentiles o de cualquier otra secta o creencia que fueren. A este llamaron Papa, porque quiere decir, admirable, padre mayor y gobernador de todos los hombres.

A este San Pedro obedecieron y tomaron por señor, Rey y superior del universo los que en aquel tiempo vivían, y así mismo han tenido a todos los otros que después de él fueron elegidos al pontificado, y así se ha continuado hasta ahora, y continuará hasta que el mundo se acabe.

Uno de los Pontífices pasados que en lugar de éste sucedió en aquella dignidad y silla que he dicho, como señor del mundo hizo donación de estas islas y tierra firme del mar Océano a los dichos Rey y Reina y sus sucesores en estos Reinos, con todo lo que en ella hay, según se contiene en ciertas escrituras que sobre ello pasaron, según se ha dicho, que podréis ver si quisieseis.

Así que sus Majestades son Reyes y señores de estas islas y tierra firme por virtud de la dicha donación; y como a tales Reyes y señores algunas islas más y casi todas a quien esto ha sido notificado, han recibido a sus Majestades, y los han obedecido y servido y sirven como súbditos lo deben hacer, y con buena voluntad y sin ninguna resistencia y luego sin dilación, como fueron informados de los susodichos, obedecieron y recibieron los varones religiosos que sus Altezas les enviaban para que les predicasen y enseñasen nuestra Santa Fe y todos ellos de su libre, agradable voluntad, sin premio ni condición alguna, se tornaron cristianos y lo son, y sus Majestades los recibieron alegre y benignamente, y así los mandaron tratar como a los otros súbditos y vasallos; y vosotros sois tenidos y obligados a hacer lo mismo.

Por ende, como mejor podemos, os rogamos y requerimos que entendáis bien esto que os hemos dicho, y toméis para entenderlo y deliberar sobre ello el tiempo que fuere justo, y reconozcáis a la Iglesia por señora y superiora del universo mundo, y al Sumo Pontífice, llamado Papa, en su nombre, y al Rey y Reina doña Juana, nuestros señores, en su lugar, como a superiores y Reyes de esas islas y tierra firme, por virtud de la dicha donación y consintáis y deis lugar que estos padres religiosos os declaren y prediquen lo susodicho.

Si así lo hicieseis, haréis bien, y aquello que sois tenidos y obligados, y sus Altezas y nos en su nombre, os recibiremos con todo amor y caridad, y os dejaremos vuestras mujeres e hijos y haciendas libres y sin servidumbre, para que de ellas y de vosotros hagáis libremente lo que quisieseis y por bien tuvieseis, y no os compelerán a que os tornéis cristianos, salvo si vosotros informados de la verdad os quisieseis convertir a nuestra santa Fe Católica, como lo han hecho casi todos los vecinos de las otras islas, y allende de esto sus Majestades os concederán privilegios y exenciones, y os harán muchas mercedes.

Y si así no lo hicieseis o en ello maliciosamente pusieseis dilación, os certifico que con la ayuda de Dios, nosotros entraremos poderosamente contra vosotros, y os haremos guerra por todas las partes y maneras que pudiéramos, y os sujetaremos al yugo y obediencia de la Iglesia y de sus Majestades, y tomaremos vuestras personas y de vuestras mujeres e hijos y los haremos esclavos, y como tales los venderemos y dispondremos de ellos como sus Majestades mandaren, y os tomaremos vuestros bienes, y os haremos todos los males y daños que pudiéramos, como a vasallos que no obedecen ni quieren recibir a su señor y le resisten y contradicen; y protestamos que las muertes y daños que de ello se siguiesen sea a vuestra culpa y no de sus Majestades, ni nuestra, ni de estos caballeros que con nosotros vienen.

Y de como lo decimos y requerimos pedimos al presente escribano que nos lo dé por testimonio signado, y a los presentes rogamos que de ello sean testigos.

Monday, April 27, 2009

Hansel y Gretel (1955), de Lotte Reiniger

Unos treinta años después de las encantadoras Aventuras de Príncipe Ahmed...

Inocente, ¿no? Puesta al lado del Hansel und Gretel de Engelbert Humperdinck, es juego de niños.

Una versión nada ingenua de la ópera es la producción del año pasado de la Metropolitan Opera. Para más detalles al respecto, siga el vínculo de abajo.

http://www.arkivmusic.com/classical/album.jsp?album_id=204380

Wednesday, April 22, 2009

Lo fugitivo permanece y dura

Tarde veraniega. Lenta como una película improbable filmada a cien millones de fotogramas por segundo, de cien millones de objetos distintos (uno por cada fotograma) proyectados sobre la pantalla al estándar de 72/seg.

Cuánto cabe en la estrechez de un rectángulo en que se han pergeñado fantasmagorías: torbellino de luces y de sombras configurando qué.

Monday, April 20, 2009

Pajaritos, temprano


Early morning chirps.

Saturday, April 18, 2009

Primavera antepasada


Estábamos alegres. No porque llovía, ni a pesar de la lluvia, que en abril es la cosa más predecible de Victoria. No porque rehuyéramos (cosa que no hicimos)los ademanes antipáticos, a la hora del té, en el Empress. En nuestra alegría no había nada que fuera ajeno al regreso, previsto antes del viaje. Nos llamaba un olor de almohadas, en la casa, y regresábamos.

Thursday, April 16, 2009

Early Sunday blues

Woke up this morning:
Muddy was being played too loud:
no earplugs at hand.

Merienda nada conspicua

Mangos más verdes
que maduros, traídos
en unas cajas.

Thursday, April 9, 2009

Monday, April 6, 2009

¡Ay!

Un día a La Lupe le dio por corregir la que acaso sea la más común y preocupante de las imperfecciones fonológicas del español de por estas longitudes. En Dueño de mi corazón, entre adoloridos clics, podrá oírse su gallardo esfuerzo correctivo. No tardará, sin embargo, en cundir un desperdigado seseo de eses y de zetas (setas). Es natural que las aguas vuelvan a su cauce. Mi mujer sostiene que debe ser algo así como el encuentro de dos mundos que, en medio del caos inicial, intentan dialogar "de /korazón/ a /korasón/".

Saturday, April 4, 2009

Wednesday, April 1, 2009

April is the cruelest month

One morning after breakfast, as he was perfunctorily humming the refrain of a song, which says

...Veronika, der Spargel wächst.
Ach Du, Veronika, die Welt ist grün, drum laß uns in die Wälder zieh'n,


Theodore, who at 8:32 a.m. used to walk barefoot from the dining room to the bathroom, where his razor had readily been set for the shave of the morning, at 8:32:03 suddenly stubbed his left little toe on a chair.